9 jul. 2014

Misa negra en Oklahoma

  RESPUESTA CRISTIANA: 

 

Arzobispo Paul Coakley de Oklahoma preside la procesión Eucarística el 21 de septiembre (Foto Archdiocese of Oklahoma City)

OKLAHOMA, 22 Sep. 14 / 05:46 pm - Cientos de católicos en Oklahoma respondieron con una hora de adoración eucarística, procesiones y oraciones ante una “misa negra” realizada el domingo 21 de septiembre en Oklahoma (Estados Unidos).

Durante la celebración de la Hora Santa, en la Iglesia de San Francisco de Asís, el Arzobispo de Oklahoma City, Mons. Paul Coakle, indicó que “estamos reunidos como testigos de la esperanza en un tiempo en la que la oscuridad parece estar ganando terreno, tanto aquí como alrededor del mundo”.

 
“¡Sabemos que Cristo es victorioso! Él ha vencido a Satanás. Él ha destruido el reino del pecado y el poder de la muerte a través de su Santa Cruz y su gloriosa Resurrección”.

A unos 3 kilómetros de distancia, algunas horas más tarde del mismo domingo, cientos de católicos llegaron a los exteriores del Salón Musical del Centro Cívico de Oklahoma City para manifestarse contra la “misa negra”.

Algunos llevaron crucifijos y otros imágenes de la Virgen María. También se pudo apreciar diversos carteles con la frase “Yo creo en la Santa Iglesia Católica”.


Estefani Martínez, una de las manifestantes, lamentó en declaraciones la televisora local News 9 que algunos “adoren al demonio en lugar de Dios”.

El grupo ocultista Dakhma de Angra Mainyu programó una “misa negra” en el salón musical administrado por la ciudad. Una misa negra es una ceremonia sacrílega que invoca a Satanás y se burla de la Misa católica. Involucra la profanación de la Eucaristía, generalmente tras robar una Hostia consagrada de una iglesia católica, y la usa en un ritual profano y sexual.

Adam Daniels, que organizó el evento, aseguró tener en su posesión una Hostia consagrada que le habría sido enviada por correo por un amigo. Sin embargo, el 21 de agosto, su abogado entregó la presunta Hostia a un sacerdote de la arquidiócesis de Oklahoma City, luego de que fuera denunciado por robo.

Fueron 100 entradas las que se vendieron para la “misa negra” a la que finalmente asistieron solo 40 personas. El costo de cada una era de 15 dólares.

El rito satánico comenzó a las 7:00 p.m. (hora local), con tres músicos y Daniels vestido con una túnica negra, quien aseguró que su propósito era destruir el temor por la Iglesia Católica, según informó News 9.

Horas antes, en la iglesia de San Francisco de Asís, Mons. Paul Coakley alertó que la “misa negra” requiere “corromper y profanar la Eucaristía”, porque “los satanistas, y su amo, saben quién está presente”. “Ellos reconocen la Presencia Real del Señor Jesús, no para adorarlo, sino solo para burlarse y despreciar con odio”, dijo.

“No estamos aquí, sin embargo, para protestar”, añadió. “Pongamos a un lado, por el momento, nuestra indignación. Estamos aquí para alabar y adorar. Estamos aquí para dar gracias por los dones de nuestra fe y el tesoro invaluable de la presencia permanente del Señor con nosotros en el Sacramento de su Cuerpo y de su Sangre”.

 
Mons. Coakley dijo que los católicos se reúnen ante Jesucristo en el Santísimo Sacramento “para escuchar su Santa Palabra y abrirse a las inspiraciones de su Espíritu, para que así nos volvamos más fieles y testigos auténticos de su amor y misericordia en medio de nuestra familia humana, quebrada y sufriente”.


El Prelado y muchos otros católicos participaron en una procesión Eucarística después de la Hora Santa.

Por su parte, el Obispo de Tulsa, Mons. Edward Slattery, presidió una procesión Eucarística y una exposición del Santísimo Sacramento en la Catedral de la sagrada Familía como reparación por el acto satánico.
“Estamos haciendo esto para fortalecer la fe de nuestra gente, y para darles una oportunidad de reaccionar en una forma muy positiva al anuncio de la misa negra”, dijo el Prelado.

Mons. Slattery señaló que “esta es una forma de ejercer su fe y una oportunidad para rezar juntos en una reacción a lo que realmente es una maldición y blasfemia porque creemos que el Sagrado Sacramento es Dios mismo”.


El Obispo dijo que los organizadores de la “misa negra” en realidad “abrazan el mal y la ira y la venganza, mientras que los católicos predican “el amor de Dios a la humanidad. Perdón, amor, misericordia y paz”.

“Contrarrestamos el odio con el perdón, con el amor y mostrando lo que es bello”, dijo.
Michael Ortega, un católico que participó en el evento en Tulsa, dijo al Tulsa World que asistió “debido al amor y apoyo de mi Iglesia, y el amor y devoción que tengo por Nuestro Señor Jesucristo”.

Bendito seas Tú, mi Señor.

Bendito seas Tú, Dios mío, porque eres bueno,porque tu amor por mí es infinito.

Seas bendito y alabado siempre.

Gracias, Señor, por tu amor.


San Miguel arcangel

APOCALIPSIS 21,8

21:8 Pero los cobardes, los incrédulos, los depravados, los asesinos, los lujuriosos, los hechiceros, los idólatras y todos los falsos, tendrán su herencia en el estanque de azufre ardiente, que es la segunda muerte".

Los satanistas desafían cada vez mas abiertamente  al catolicismo

Lucien Greaves
En Oklahoma, EE.UU., se están vendiendo boletos para una misa negra en un local público de la municipalidad. El evento está previsto para un auditorio de 92 asientos. Los boletos salieron a la venta el miércoles. Al día de hoy, alrededor de 10 han sido vendidos.
La Misa Negra es ofrecida por el grupo dakhma de angra maiyu, y está programada para llevarse a cabo en el Music Hall Civic Center el 21 de septiembre a las 19:00. Los boletos cuestan U$S 15.00.
El arzobispo católico Paul Coakley, cabeza de la arquidiócesis de Oklahoma City, condenó una Misa Negra programada por el grupo satánico, como “sacrílega”, una “burla blasfema de la Misa”
El arzobispo también exhortó a los líderes comunitarios y miembros de la junta del Centro Cívico de la ciudad de Oklahoma a“poner remedio a esta situación”, haciendo hincapié en que él esperaba que nopermitiera alentar un evento tan flagrantemente inflamatorio.”
Y un exorcista explicó que dejar que la misa satánica suceda, es dejar a la deriva y a la influencia del maligno a mucha gente que puede ir a ver el espectáculo como simple diversión, pero que será influenciada por el demonio.

EL EVENTO

En el billete del sitio web, se describe el evento como sigue:
“La Misa Negra Religiosa se llevará a cabo como un evento público para ayudar a educar al público sobre el Satanismo Religioso. El ritual se ha atenuado para satisfacer las leyes de Oklahoma y las reglas del edificio del gobierno. Disfrute de las delicias del Diablo”.
En el sitio web de Dakhma de Angra Mainyu se discute la misa negra y dice:
“La forma moderna de la Misa Negra aún es practicada por modernos adoradores del diablo para celebrar la perversión de la misa católica que todavía se ve en la sociedad actualmente”.
“La hostia consagrada es corrompida por los fluidos sexuales, luego se convierte en el sacrificio de la misa”, dice el sitio web. 
“La blasfemia se mantiene intacta, junto con la corrupción de la Misa Católica. Los modernos satanistas ven en esto un ritual para burlarse de la misa católica en la forma de un rito blasfemo usado para desprogramar a la gente de su formación cristiana.”
“El satanismo religioso ve la Misa Negra como una ceremonia religiosa para empoderarse y recibir una bendición del Diablo”, explica el grupo.
“La autenticidad y el propósito de la Misa Negra permanecerán intactos permitiendo al mismo tiempo ligeros cambios de forma en vista de que no se rompan las leyes de Oklahoma como la desnudez, orinar en público, y otros actos sexuales”.
Dakhma de Angra Mainyu se describe a sí misma como “una iglesia religiosa y educativa dedicada a Angra Mainyu (Ahriman). Angra Mainyu es visto como un destructor”.
También dicen que enseñan
“la libertad de cualquier religión o algún tipo de dogma que obligue a refrenar sus instintos animales naturales.”

“DEJAR DE LUCHAR CONTRA ESTE MAL ES ABANDONAR LAS ALMAS AL INFIERNO”

Haciendo “misas negras” abiertas al público se expone a las personas a un mal grave, advirtió un exorcista.
“Usted no puede asistir a tal evento, incluso si lo hace simplemente por curiosidad, y no con el firme deseo de adorar a satanás, sin verse afectado negativamente”, advirtió el exorcista.
“El mero hecho de que esta misa negra en Oklahoma City sea pública le presta una cierta legitimidad, y sospecho que algunas personas van a ir simplemente para entretenerse. Pero lo que ellos no se dan cuenta es que simplemente por ir, van a abrirse al poder del demonio”.
El exorcista, dijo que es consciente de las misas públicas negras están en aumento.
Tal vez sea el comienzo de una estrategia por los satanistas”, especuló.
“Sin duda hay un montón de misas negras pasando a puertas cerradas, sin embargo. El enemigo nunca duerme, y aunque no sé si el número de aquellos que abiertamente se identifican como satanistas está creciendo, pero sin duda el número de personas que se auto-identifican como agnósticos, ateos, o no asociados a algún grupo religioso está creciendo”. 
“En otras palabras, tenemos una clase creciente de personas en los EE.UU. que no profesan ningún tipo de creencia religiosa, que les deja libre de creer lo que quieran y definir la moralidad por sí mismos. En mi experiencia como sacerdote, también les deja más susceptible al poder del mal”.
Este exorcista dijo que como la cuestión de la libertad religiosa ha llegado a la luz pública en los últimos años, en particular con la controversia sobre el mandato del HHS,
“no es sorprendente para mí que los satanistas estén tratando de legitimar su atroz religión con el público y demandar ciertas libertades”.
De hecho, Daniels, el jefe del grupo satánico de Oklahoma City, dijo que su iglesia está tratando de
“llevar tolerancia a nuestra libertad religiosa para la religión satánica. Tenemos una iglesia presentada legalmente … y llevamos a cabo las misas de negras como uno de los rituales de satanismo para educar al público. 
En un correo electrónico de seguimiento, Daniels explicó que Dakhma de Angra Mainyu representa el “satanismo religioso”, en contraposición al “satanismo ateísta”, representado por el Templo Satánico con sede en Nueva York que no presentó la misa negra en Harvard. 
“Nosotros somos satanismo religiosos, yo conduje la primera boda satánica jurídicamente vinculante en 2012″, dijo Daniels. “Con licencia de Matrimonio y todo.”
El exorcista entrevistado por Aleteia dice el panorama más amplio es preocupante.
A medida que los valores judeocristianos son evitadas por un número creciente de personas en nuestro país, y los valores contrarios se mantienen como algo que debe protegerse e incluso celebrarse (por ejemplo, el aborto, el llamado matrimonio homosexual), el enemigo crece más audazmente” , dijo. “El diablo está ganando terreno en los corazones de muchos, y él lo sabe”.
“Mi temor es que, como nuestro país en su conjunto se desplaza cada vez más lejos de los valores cristianos auténticos, vamos a ver más y más cosas como esta en el futuro”, continuó. 
“Lo que mucha gente no se dan cuenta es que hay realmente una batalla espiritual por el alma de nuestro país. Al legalizar y abrazar cosas como el aborto, la eutanasia y el ‘matrimonio’ gay que son tan antitéticos a los valores auténticos del Evangelio, estamos desatando el poder del mal en nuestra sociedad. La confusión acerca de las cuestiones morales se está introduciendo en las mentes y los corazones de muchos. Hay literalmente y habrá mucho que pagar por muchos” .
Entonces, ¿cuál es la respuesta?
“La respuesta es hacer lo que la gente hizo en Boston”, dijo el exorcista.
“Los católicos deben organizar procesiones eucarísticas y horas santas, deben ayunar y orar fervientemente por la cancelación de este evento. Debemos pedir a nuestro Señor, su Madre, y todos los ángeles y los santos en esta feroz batalla contra los poderes del infierno. Dejar de luchar contra este mal es abandonar las almas al infierno” 

RECLAMACIÓN DEL ARZOBISPO

“Para más de mil millones de católicos en todo el mundo y más de 200.000 católicos en Oklahoma, la Misa es el más sagrado de los rituales religiosos”, dijo el arzobispo Coackley en un comunicado el 1 de julio condenando la Misa Negra.
“Es el centro del culto católico y celebra la redención de Jesucristo del mundo con su muerte y resurrección. En particular, la Eucaristía – que creemos que es el cuerpo, sangre, alma y divinidad de Jesucristo – es la fuente y cumbre de nuestra fe”.
“Es por eso que estamos atónitos y apesadumbrados que el Centro Cívico promueva como entretenimiento y venda entradas para un evento que es muy transparentemente una burla blasfema de la Misa”, dijo. 
El Arzobispo Coakley dijo también que si el evento sigue en pie,
“tendremos que considerar otras opciones pacíficas, orantes y respetuosas para demostrar nuestra oposición a este acto sacrílego”.
“Mientras tanto, hago un llamamiento a todos los católicos en el centro y el oeste de Oklahoma – así como a todos los hombres y mujeres de buena voluntad – para orar por un nuevo sentido de lo sagrado y, en particular, a orar para que el Señor puede cambiar los corazones y la mente de los organizadores de este evento”, concluyó.

ULTIMAS NOTICIAS 2 SEPTIEMBRE DE 2014


 Imagen de referencia

OKLAHOMA CITY, 21 Ago. 14 / 08:01 pm (ACI/EWTN Noticias).- El Arzobispo de Oklahoma City (Estados Unidos), Mons. Paul Coakley expresó su satisfacción porque el grupo de satanistas que había organizado una misa negra en la ciudad, devolvió la hostia consagrada robada que planeaban profanar.

La hostia fue entregada a un sacerdote el 21 de agosto, a través del abogado de Adam Daniels, quien organizó la misa negra.

Mons. Paul Coakley expresó el 21 de agosto que “estoy aliviado de que hayamos podido asegurar el retorno de la hostia consagrada, y que hayamos prevenido su profanación como parte de un ritual satánico planeado”.

Sin embargo, señaló que “permanezco preocupado sobre los poderes oscuros que esta adoración satánica invite dentro de nuestra comunidad, y el peligro espiritual que esto representa para todos los que estén involucrados en eso, directa o indirectamente”.

El grupo ocultista Dakhma de Angra Mainyu programó una misa negra en el Oklahoma City Civic Center Music Hall para el 21 de septiembre. Una misa negra es una ceremonia sacrílega que invoca a Satanás y se burla de la Misa, incluyendo la profanación de la Eucaristía, generalmente tras robar una hostia consagrada de una iglesia católica y usándola en un ritual profano y sexual.

Adam Daniels dijo que, hasta donde él tenía conocimiento, la hostia que utilizarían en su ritual satánico estaba consagrada, y les había sido “enviada por correo a nosotros por (un) amigo”.
Su decisión de devolver la hostia se produjo rápidamente luego de que el 20 de agosto, la arquidiócesis presentara una demanda judicial, denunciando que la hostia habría sido robada de la iglesia.

El Arzobispo repetidamente pidió a los líderes civiles de la ciudad que cancelen el evento satánico.

En julio, una autoridad del Oklahoma City music hall defendió la decisión de permitir la misa negra ahí, señalando la política de neutralidad del local.

Mons. Coakley indicó que “he exprsado mis preocupaciones y señalado cuán profundamente ofensivo esta propuesta de acto sacrílego es para los cristianos y, especialmente, para los más de 250 mil católicos que viven en Oklahoma”.

El Arzobispo ha pedido que en cada parroquia se rece la conocida oración a San Miguel Arcángel al final de cada Misa, desde el 6 de agosto, Fiesta de la Transfiguración, hasta el 29 de septiembre, Fiesta de los Arcángeles.

Además, el Arzobispo ha pedido que cada parroquia realice una Hora Santa, desde el 15 de agosto hasta el 21 de septiembre.

Mons. Coakley presidirá una Hora Santa, una Procesión Eucarística y Bendición en la parroquia de San Francisco de Asís, en Oklahoma City, el 21 de septiembre a las 3:00 p.m. (hora local), el mismo día en que está programado el evento satánico.




Adam Daniels asegura ser líder de una “iglesia satánica” en Oklahoma. En 2010 ya le expulsaron de otra que lideraba y organizaba “exorcismos satánicos” porque los líderes de aquel grupo decían que no querían tener nada que ver con delincuentes sexuales


 

Oklahoma tiene un fichero de acceso público
de delincuentes sexuales, con esta ficha
del organizador de la "misa negra"


Adam Daniels en la actualidad.

El grupo pago 420 dólares por el alquiler del Centro Cívico de Oklahoma. Abogados de la propia ciudad han dicho que el acto puede celebrarse de acuerdo a la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que protege la libertad de expresión artística. Se díce que: A día de hoy (21 sept. 2014) quedan 69 entradas por vender, para un auditorio de 92 asientos.

 Argumentan que aunque el tema les repugna, "no pueden practicar censura". Les pregunto si habrían hecho lo mismo en caso de tratarse de un acto de quema del Corán o un acto antisemita.

LO QUE SUCEDIÓ:

Adam Daniels,
 
Invitó a las bandas de heavy metal y punk para comenzar la adoración satánica. Usando un manto negro, se sentó junto a su mujer desnuda en un altar donde se realizó un ritual que se burlaba de la Última Cena. El evento duró cerca de dos horas e incluyó una especie de sermón.
En una entrevista con la televisión local, dijo: “Pedimos la bendición e hicimos ofrendas a Satanás… Tomamos todas las cosas que normalmente se hacen para asemejarse al cuerpo de Cristo y lo reconsagramos de la manera que el diablo lo quiere”.
Además explicó que el ritual conocido como “misa negra” es una tradición que viene desde el siglo XIV y que es una expresión religiosa legítima. Con diferentes manifestaciones en Internet, una petición ya reunió cerca de 100 mil firmas pidiendo que el gobierno municipal no alquile más espacio para los satanistas.

No hay comentarios: